El francés Sebastien Loeb (Citroen) ganó el rally de Argentina, sexta prueba del Mundial, tras superar al finlandés Mikko Hirvonen (Ford) y beneficiarse del vuelco que sufrió su compañero de equipo y compatriota, Sebastien Ogier, cuando era líder destacado.

Si a Ogier la fortuna le sonreía ayer, hoy le fue esquiva. En los últimos kilómetros del primer tramo, el más largo de toda la prueba, con 48 kilómetros, atacó demasiado una curva con lo que sufrió un vuelco. Dañó la dirección y sin ésta el resto de kilómetros cronometrados fue una sangría de segundos a favor de sus rivales.

Pero no fue hasta el último tramo en el que se decidió la carrera, con una mínima ventaja a favor de Loeb con respecto a Hirvonen, de sólo 2.4 segundos, mientras que Ogier caía hasta el tercer puesto.