Eduardo Berizzo puso en duda hoy su continuidad como entrenador del Estudiantes de La Plata, derrotado en casa por el Independiente (0-2) en la decimosexta jornada del torneo Clausura del fútbol argentino

"No sé si estaré el jueves ante Huracán", dijo Berizzo en relación al partido suspendido en la jornada anterior a los 32 minutos por incidentes en los graderíos, cuando los estudiantiles ganaban por 0-2, que se completará a puerta cerrada.

El Estudiantes, campeón del Clausura 2010, fichó a Berizzo a principios de año ante la sorpresiva renuncia del entrenador Alejandro Sabella días antes del comienzo de la actual liga.

El equipo fue eliminado de la Copa Libertadores por el Cerro Porteño paraguayo a principios de este mes y en el Clausura hace nueve partidos que no gana.

Berizzo no ha tenido apoyo de la afición y las críticas han subido de tono en las últimas semanas, a medida que el equipo retrocedía en el torneo.

"Está claro que los procesos se terminan o se interrumpen, pero mi fortaleza está entera. Yo hablo todo con mis colaboradores y escucho a mis jugadores. Ellos están convencidos de mi trabajo y eso es una gratificación y me fortalece aún más", dijo hoy el técnico.

El presidente del Estudiantes, Rubén Filipas, había dicho durante la semana que la situación de Berizzo estaba "bajo análisis" de la directiva.