El guardabosques Ryan Ludwick y el primera base Brad Hawpe remolcaron dos carreras cada uno para representar el ataque de los Padres de San Diego, que vencieron 5-4 a los Nacionales de Washington.

Para los Padres es la primera vez en que anotan más de tres carreras en 11 juegos, y se hicieron de la serie de tres ante los Nacionales.

Aunque en los primeros dos juegos las ofensivas de ambos equipos no tuvieron brillo al conseguir pizarras de 2-1 en cada uno y 19 imparables combinados, esta vez consiguieron 21.

Ludwick pegó tres incogibles, incluyendo el que marcó la diferencia en el noveno episodio, y Hawpe le siguió con dos y ambos dieron forma a la pizarra de los Padres, que se hicieron de su segundo triunfo consecutivo.

El triunfo fue para el tercer lanzador de los Padres, Luke Gregerson (2-1), que permitió tres incogibles, y regaló un pasaporte.

La derrota la cargó el cerrador Dree Storen (4-2) en un episodio, permitió dos imparables y una carrera.