El receptor venezolano Ramón Hernández pegó batazo de cuatro esquinas y el abridor Mike Leake hizo su retorno de las menores para llevar a los Rojos de Cincinnati a un triunfo por 5-1 sobre los Bravos de Atlanta.

Hernández (7) se voló la barda en el noveno episodio al enfrentar al cerrador Craig Kimbrel, a quien le botó la pelota del campo por todo lo alto del jardín derecho.

El venezolano hizo sonar el madero cuando había un corredor en circulación, y su batazo alcanzó los 342 pies (104 metros), mientras que Kimbrel trataba de sacar el segundo out del episodio.

En el montículo Leake (4-2) lanzó seis episodios, permitió siete imparables, una carrera, dio tres pasaportes y retiró a dos por la vía del ponche para acreditarse el triunfo.

Leake (4-2) le dio a los Rojos su primer triunfo como abridor desde el 16 de mayo.

El derrotado fue el abridor Tommy Hanson (5-4) en cuatro episodios y dos tercios, permitió cuatro imparables, tres anotaciones, dio tres pasaportes y retiró a cuatro por la vía del ponche.