Leo Messi, con una actuación sublime, dio al FC Barcelona la cuarta Liga de Campeones de su historia (3-1) en una final que solventó con autoridad el equipo de Pep Guardiola, con un fútbol de altura en el segundo tiempo.

Pedro, Messi y Villa firmaron el triunfo azulgrana con un festival de gran juego, una exhibición fantástica que dejó al Manchester United, muy lejos, del nivel del FC Barelona.

No hubo color. Pedro adelantó al FC Barcelona a los 27 minutos. Wayne Rooney acortó la ventaja en el 34 tras un claro fuera de juego anterior de Ryan Giggs. Y con el 1-1 se llegó al descanso.

El segundo tramo fue un recital del FC Barcelona. Leo Messi tiró de catálogo, firmó en el minuto 54 un golazo espectacular tras un disparo desde fuera del área y redondeó la final David Villa en el 69 con otro tanto soberbio. En el aspecto defensivo, Javier Mascherano rubricó un partido sobresaliente. Suplió con valentía la ausencia de Carles Puyol, quien 'tocado' vio el partido desde el banquillo. Salió Puyol en el minuto 88 por Dani Alves, justo para recoger la Copa, como capitán, en el palco de Wembley.

Van der Sar fue la estrella del United. Salvó, a sus 39 años, al United de una goleada sonada. El Barcelona acabó el partido con unas estadísticas inolvidables. Con una posesión de balón de un 65 por ciento frente al 35 por ciento del Manchester United.