El suizo Roger Federer, que se clasificó hoy para octavos de final de Roland Garros al vencer al serbio Janko Tipsarevic, cree que es muy difícil dar un salto de calidad una vez empieza un torneo y destacó al español David Ferrer como uno de los tenistas que mejor está jugando en el torneo.

"No creo que puedas mejorar mucho una vez que empieza el torneo", dijo el jugador con más "grandes" de todos los tiempos. "Es cuando estábamos en el colegio... Es en casa donde aprendes estudiando para un examen. Pero una vez que el examen empieza, no vas a volverte más listo en ese momento, es demasiado tarde", comentó.

El de Basilea, apeado ahora al puesto número 3 del mundo, cree que llega a París en condiciones para ganar el torneo y entiende que no le perjudica que el foco mediático se centre ahora sobre el español Rafael Nadal, cinco veces campeón de Roland Garros, y sobre el serbio Nova Djokovic, que acumula 41 victorias consecutivas.

"Creo que mi juego es suficientemente bueno como para ganar aquí este año. De otra manera no estaría jugando", comentó Federer, que no ha concedido ningún set en los tres encuentros que ha disputado hasta ahora en el Grand Slam de París.

El suizo, considerado el mejor jugador de tenis de la historia, citó a dos jugadores que le están sorprendiendo positivamente en esta edición de Roland Garros, Dkjokovic y el español David Ferrer.

"Ferrer ha hecho su trabajo. Creo que hoy volvió a jugar muy bien contra un oponente potencialmente peligroso. Pasó con mucha comodidad" de ronda ante el ucraniano Sergiy Stakhovsky por 6-1, 6-1 y 6-3, dijo Federer sobre el que podría ser su rival en cuartos de final.