Rápido, sin vacilaciones y con un juego eficaz, el español David Ferrer fue el primer jugador en colocarse en los octavos de final de Roland Garros al vencer hoy al ucraniano Sergiy Stakhovsky por 6-1, 6-1 y 6-3

En apenas una hora y 36 minutos, el tenista de Xavea se olvidó de las dos derrotas en los últimos años en esta ronda para avanzar en París, donde ahora se enfrentará contra el ganador del encuentro entre el belga Steve Darcis y el francés Gael Monfills (9).

Lo mejor para Ferrer es que continúa sin ceder un set en tres partidos, con victorias por K.O. contra el finlandés Jarkko Nieminen, el francés Julien Benneteau, y ahora ante Stakhovsky, favorito 31, al que ya había vencido en dos ocasiones anteriormente, en Wimbledon 2008, y Madrid esta misma temporada.

Una rotura en el séptimo juego del último set mancilló únicamente el fenomenal partido de Ferrer, que ya suma 19 victorias esta temporada sobre tierra batida.