Dirk Nowitzki, Jason Kidd y los Mavericks de Dallas vuelven a disputar la final de la NBA.

Nowitzki encestó el triple de la ventaja cuando restaban 1:14 minutos, y Shawn Marion lo siguió con una jugada de tres puntos luego de un robo, en las acciones decisivas de otra remontada en el cuarto período, ahora para darle el miércoles a los Mavericks el triunfo por 100-96 sobre el Thunder de Oklahoma City, que puso fin a la final de la Conferencia del Oeste en cinco partidos.

Más tarde, al estar al centro de la cancha, ovacionado por los aficionados, acompañado por sus compañeros de equipo y por el dueño Mark Cuban, Nowitzki observaba la preentación del trofeo que los acreditaba como campeones de la Conferencia Oeste de la NBA y mostró el mismo entusiasmo de un jugador que fue nombrado jugador de la semana en noviembre.

Tal muestra de indiferencia a este momento de orgullo sólo exhibió el nivel de concentración que guarda el alemán en esta postemporada.

"Ya tenemos uno de esos trofeos. Está bien por un dia, pero fijamos nuestra meta en octubre de ganarlo todo y eso aún no lo logramos", agregó Nowitzki.

Luego de recuperarse esforzadamente de un déficit de 15 puntos a 5:04 minutos del final en el cuarto encuentro, los Mavericks estuvieron abajo por seis con 4:37 minutos por jugarse en este partido cuando volvieron a remontar, y superaron al Thunder por 14-4 en el tiempo restante.

Dallas nunca ha ganado un campeonato, y tampoco ninguno de sus jugadores. Nowitzki y Jason Terry formaron parte del único equipo de los Mavericks que ha llegado a la final, en el 2006. Estuvieron arriba 2-0 y tuvieron una ventaja en el tercer encuentro, pero perdieron la serie ante el Heat de Miami en seis partidos y sólo habían ganado una serie de playoffs desde entonces hasta que consolidaron la gran actuación de esta postemorada. Dallas tiene foja de 12-3 y ha ganado 10 de sus últimos 11 partidos.

Dallas podría tener otra oportunidad contra el Heat.

LeBron James y Miami tienen ventaja de 3-1 sobre los Bulls de Chicago en la final de la Conferencia del Este. Si el Heat gana el jueves, la final comenzará el martes en Miami. Si los Bulls ganan el jueves, la final empezará el próximo jueves en la ciudad del ganador en el Este.

"Todo lo que le puedo decir a todos es: Todavía no acabamos", expresó el propietario de los Mavericks, Mark Cuban, durante la ceremonia de la entrega del trofeo en la cancha. Segundos más tarde, los aficionados comenzaron a exclamar "Venzan al Heat" e hicieron perderse en el ambiente las palabras del entrenador Rick Carlisle mientras era entrevistado en la cancha.

Nowitzki y Marion anotaron cada uno 26 puntos, y jugaron de lo mejor en el último período. Nowitzki convirtió nueve unidades en ese cuarto, y Marion tuvo 15. Por su parte, el puertorriqueño José Juan Barea anotó 14 puntos, tuvo cuatro rebotes, repartió cinco asistencias, anotó un triple y robó un balón en 22:24 minutos de juego. Terry agregó 12 unidades en la victoria que desató la mayor celebración en la cancha en la historia de la franquicia.

La única otra ocasión en que los Mavericks llegaron a la final, ganaron en Phoenix. Esta vez, los aficionados locales pudieron disfrutar el gran momento, incluyendo al fundador de la franquicia, Don Carter.

Carter cambió su tradicional sombrero vaquero blanco, el que solía llevar el logotipo del equipo, por una gorra negra con la leyenda de "La Final 2011" con el logotipo de los Mavericks y el trofeo del campeonato. Los aficionados volvieron a festejar bulliciosamente cuando el tablero superior mostró a Nowitzki con esa gorra.