La selección de voleibol de Brasil se entrena en San Juan sin su capitán, Murilo Endres, y la de Puerto Rico tiene todo en la parrilla a partir de su líder, Héctor 'Picky' Soto, para el debut en la Liga Mundial, este viernes.

Los bloques de Brasil y Puerto Rico, que también chocarán el sábado en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan, fueron emparejados en el grupo A con las selecciones de Estados Unidos y Polonia.

Los brasileños, campeones de nueve ediciones de la Liga Mundial, se quedaron sin su capitán, quien a última hora tuvo que cancelar su viaje a Puerto Rico porque su esposa, la también voleibolista Jacqueline Carvalho, perdió el bebé que esperaba.

Murilo, el Jugador Más Valioso del Mundial 2010 y Atleta Olímpico del mismo año en Brasil, fue sustituido por Thiago Alves.

El resto de la plantilla brasileña, que orienta Bernardo Rezende 'Bernardinho', la componen los levantadores Marlon y Bruno; los opuestos Leandro Vissotto y Theo; los centrales Dante, Gustavo, Rodrigao, Lucas y Sidao; los puntas Giba, Joao Paulo Bravo y Joao Paulo Tavares, y los líberos Sergio y Mario Júnior.

El equipo puertorriqueño ha vertido sus esperanzas en una mezcla de experimentados jugadores y nuevos valores capitaneados por el internacional Héctor 'Picky' Soto, quien jugó la pasada temporada en el equipo surcoreano Samsung de BlueFangs.

Al lado de 'Picky' Soto se entrenan José Rivera (Tonno Callipo Vibo Valentia italiano), Ángel Pérez (Tourcoing francés) y Víctor 'Vitito' Rivera, quien ganó días atrás el título de la Liga A de Francia con el Moers Poitiers.

El equipo que dirige el argentino Carlos Cardona también contará con el líbero Gregorry Berríos, quien vuelve luego de un año de suspensión por dar positivo de un estimulante durante la pasada Copa Panamericana, disputada en Puerto Rico.

La plantilla boricua la completan Fernando Morales, Enrique Escalante, Roberto Muñiz, Juanchi Figueroa, Daniel Erazo y los juveniles Sequiel Sánchez, Steven Morales y Jean Carlos Ortiz.

Puerto Rico apenas ha vencido una vez a Brasil en nueve partidos.

Fuee el año pasado en la definición del tercer lugar de la Copa Panamericana, a la que los brasileños acudieron con un equipo de juveniles.

El coliseo Roberto Clemente de San Juan será la sede de los primeros seis partidos que tendrá la selección puertorriqueña en la competencia mundialista.

Puerto Rico jugará en casa sus primeros dos encuentros ante Brasil el 27 y el 28 de mayo. Luego recibirá a Estados Unidos (3 y 4 de junio) y culminará en el Roberto Clemente con Polonia (10 y 11 de junio).