Dwyane Wade falló una volcada en el primer período, no tuvo puntos en el segundo tiempo y en ocasiones estuvo lento, con pobre desempeño en otros y casi no fue factor por largos períodos de tiempo.

Sin embargo, todo eso cambió cuando se le necesitó más.

Los tres jugadores estelares están a una victoria para avanzar a la pugna por el trofeo más codiciado de la NBA y todos ellos contribuyeron en gran medida para colocar al Heat de Miami en la antesala de la serie por el campeonato.

LeBron James anotó el martes 35 puntos, Chris Bosh aportó 22 y el Heat de Miami se sobrepuso a una desventaja de 11 puntos al inicio para superar 101-93 en tiempo extra a los Bulls de Chicago y ponerse 3-1 arriba en la serie al mejor de siete por la final de la Conferencia Este.

"Aun cuando se llevó cinco minutos más, logramos retener la ventaja", dijo James.

El quinto partido es el jueves en Chicago, cuando el Heat puede asegurarse su primera final desde 2006.

"Falta todavía un partido y no damos nada por seguro", agregó James.

Wade no anotó durante casi 33 minutos seguidos, para luego conectar una canasta de salto con 2:08 minutos en el reloj que aseguró que Miami siguiera arriba. Luego que James aportó otro doble cuando restaban 29 segundos, Wade se esforzó para tapar una bandeja de Derrick Rose en la siguiente posesión de Chicago.

"Mis compañeros siguieron diciéndome que haría la jugada más importante del partido, Me dijeron que me mantuviera firme, que luchara... y lo hice. El partido no se ganó desde el primer minuto, se ganó en el último así que me mantuve y pude hacer algunas cosas para ayudarnos a conseguir la victoria", dijo Wade.

Bosh anotó los primeros cuatro puntos en el tiempo extra y el Heat, que mantuvo su invicto de local en la postemporada tras ocho partidos, ya no estuvo abajo en el marcador.

James definió el partido con dos tiros libres cuando quedaban 1,4 segundos y terminó una noche perfecta en esa categoría, con 13 convertidos. Bosh anotó 10 de 11 desde la línea de castigo, donde Miami superó 32-17 a Chicago.

De hecho, el Heat conectó sus últimos 24 tiros libres.

Rose anotó 23 puntos para los Bulls, que sumaron 20 de Luol Deng y también de Carlos Boozer.

Chicago acumula tres derrotas seguidas por primera vez en la temporada y después del partido, Rose, el actual ganador del jugador Más Valioso, se culpó de ello.

"No se ha terminado" dijo Rose, quien anotó ocho de 27 tiros a la canasta y entregó siete balones.

Sin embargo, aún hay dudas, pues Chicago tuvo oportunidades para ganar el juego y lo saben, pero no supieron aprovechar la actuación dispareja de Wade.

Rose fue resguardado en los momentos más importantes del partido por James y el anterior Jugador Más Valioso le ganó la partida al Más Valioso actual.

Mike Miller anotó 12 para Miami.

Sin embargo, por lo que este partido será recordado es por la manera como el Heat arropó a Wade y luego lo vieron sacar su mejor desempeño hasta el final del partido.

"Le recordamos en una de las últimas reuniones que este era su momento", comentó el entrenador del Heat, Eric Spoelstra.