El brasileño Rubens Barrichello aseguró que para él el próximo gran premio es muy especial, pues Mónaco es como su casa y disfruta el fin de semana de esta carrera, "sobre todo en la calificación".

"Tenemos que esperar y ver cómo podemos influirá el DRS pues la FIA debe ser consciente de que resulta muy difícil adelantar en Mónaco", reconoció el piloto de Williams.

"Estamos trabajando intensamente para intentar conseguir puntos cuanto antes", afirmó Rubens Barrichello.

Su compañero de escudería, Pastor Maldonado, también aseguró que Mónaco era una de sus pistas favoritas. "En donde he conseguido muy buenos resultados en los últimos años, incluyendo una victoria en la Serie Mundial y dos triunfos en GP2", dijo.

"Mónaco tiene un ambiente mágico y para mi es un sueño poder disputar una carrera de Fórmula Uno y, si es posible, anotar mis primeros puntos del año allí", comentó Maldonado.

"Será difícil para nosotros, pues no tuvimos demasiado tiempo entre estas dos carreras y nunca hemos probado con los neumáticos súper blandos, habrá que ver como funcionan y entonces ver de qué manera podremos mejorar el coche", explicó el segundo piloto de la escudería Williams.