La figura del ala-pívot alemán Dirk Nowitzki siguió brillando con luz propia para ser de nuevo el líder que guió a los Mavericks de Dallas a ganar en la prórroga por 112-105 a los Thunder de Oklahoma City en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Oeste.

El triunfo puso al equipo tejano a sólo uno más de volver a las Finales de la NBA por primera vez desde la temporada del 2006 después de ponerse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete.

El quinto partido se jugará el próximo miércoles en el American Airlines Center de Dallas y los Mavericks tendrán la primera oportunidad de conseguir el triunfo que necesitan.

Nowitzki siguió con su inspiración encestadora al conseguir 40 puntos y ser la clave que hizo posible que los Mavericks viniesen de atrás para remontar 15 tantos que llegaron a estar abajo en el marcador (99-84) cuando sólo faltaban cinco minutos para el final del partido.

El ala-pívot alemán, que anotó 12 de 20 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y 14 de 15 desde la línea de personal, también capturó cinco rebotes y dio tres asistencias en los 45 minutos que disputó.

El escolta Jason Terry volvió a ser el sexto jugador del equipo al aportar 20 puntos, cinco rebotes y cuatro recuperaciones de balón para ser igualmente factor ganador.

Mientras que el veterano base Jason Kidd esta vez se iba a convertir en el factor sorpresa que anotó 17 puntos, incluido el triple cuando faltaban 40 segundos para el final del tiempo de prórroga que iba a romper el marcador a favor de los Mavericks.

Kidd (5-9, 3-6, 4-4), iba a conseguir los puntos decisivos junto a Nowitzki y además respondió con siete asistencias, cinco rebotes y cuatro recuperaciones de balón.

El base puertorriqueño José Juan Barea sólo jugó 16 minutos y no tuvo su mejor actuación, pero aportó siete puntos después de anotar 3 de 10 tiros de campo, falló los tres intentos de triples que hizo, y acertó con el único lanzamiento de personal que forzó.

Barea capturó dos rebotes, repartió una asistencias y recuperó un balón.

El base puertorriqueño ayudó para que los reservas de los Mavericks fuesen de nuevo factor ganador al aportar 40 puntos por tan sólo 21 de los Thunder.

Además el equipo tejano también dominó en los triples al anotar 8 de 25 por 2 de 13 de los Thunder, que sólo pudieron recuperar nueve balones por 15 de los Mavericks.

Pero si hubo un apartado decisivo en el partido iba a ser el control del balón, que los Mavericks lo perdieron 13 veces por 25 de los Thunder.

A pesar de estos cuatro apartados de juego favorables a los Mavericks, los Thunder tenían el control del marcador en su poder y sólo cuando faltaban seis segundos para concluir el tiempo reglamentario Nowitzki pudo empatarlo 101-101.

El alero estrella de los Thunder, Kevin Durant, tuvo la oportunidad de intentar un triple con un segundo para concluir el tiempo reglamentario que podría haberle dado la victoria al equipo de Oklahoma City, pero el alero Shawn Marion le puso un tapón.

Luego iba a llegar el mejor juego de ataque de los Mavericks y fue el propio Nowitzki el que con 16 segundos disputados en el tiempo de prórroga anotó dos tiros de personal que le dieron al equipo de Dallas la ventaja por primera ventaja del partido e iniciar el camino hacia el triunfo final.

Durant, que también falló el primer intento de triple de la prórroga, iba a liderar a los Thunder al conseguir un doble-doble de 29 puntos y 15 rebotes.

Pero la estrella de los Thunder se quedó sin ser factor ganador al desaparecer en la prórroga ya que después del fallo del triple no hizo otro tiro más a canasta hasta cuando quedaban 10 segundos en el reloj y fue otro intento desde fuera del perímetro que tampoco anotó y su equipo estaba ya abajo cinco tantos.

El base Russell Westbrook llegó a los 19 puntos, ocho asistencias, ocho rebotes y tres recuperaciones de balón, pero lo perdió otras seis veces.

Mientras que el ala-pívot congoleño Serge Ibaka cumplió al conseguir como Durant un doble-doble después de aportar 18 tantos, 10 rebotes y cinco tapones.

Los Thunder con el trabajo de Durant e Ibaka bajo los aros fue en el único apartado del juego que dominaron a los Mavericks al capturar 55 rebotes por 33 del equipo tejano.

El ala-pívot Nick Collison, esta vez, iba a ser el sexto jugador de los Thunder al aportar 12 puntos y siete rebotes, pero el escolta James Harden, que había sido decisivo en el segundo partido, cuando el equipo de Oklahoma City ganó en Dallas (100-106), se quedó con sólo siete tantos.EFE