El parador en corto venezolano Asdrúbal Cabrera se encargó de sumar el segundo juego consecutivo en que un bateador latinoamericano pega dos cuadrangulares, y acaparó los reflectores de las Grandes Ligas.

Si una jornada anterior correspondió al dominicano José Bautista sellar los toletes con dos vuelacercas, esta vez fue Cabrera el encargado de botar la pelota en dos ocasiones, y además tuvo una actuación perfecta, para llevar a los Indios de Cleveland a un triunfo por 12-4 sobre los Rojos de Cincinnati.

Cabrera tuvo cinco viajes a la caja de bateo y en las cinco hizo contacto con la bola, además conectó dos cuadrangulares y remolcó cinco carreras para que los Indios consiguieran "barrida" contra los Rojos.

El venezolano, que llegó a nueve jonrones, inició su ataque en el primer episodio castigando al abridor dominicano Edinson Volquez, con un corredor en el camino.

Cabrera nuevamente hizo uso de su poder en la sexta entrada, conectando solitario, sobre la serpentina del relevo Sam LeCure. El primer vuelacercas del venezolano fue por todo lo alto del jardín central, mientras que el segundo lo botó por el derecho.

La victoria se la apuntó el abridor venezolano Carlos Carrasco (3-2) que trabajó seis episodios, permitió seis imparables, dos jonrones, cuatro carreras, dio una base y ponchó a tres.

Otro tolete protagonista fue el del parador en corto cubano Alexei Ramírez, que jonroneó y remolcó cinco anotaciones, la mejor cifra que consigue en su carrera y los Medias Blancas de Chicago vencieron 8-3 a los Dodgers de Los Ángeles.

Ramírez (6) pegó batazo de cuatro esquinas en el primer episodio sobre los servicios que le ofrecía el abridor japonés Hiroki Kuroda.

El cubano sacó la pelota a la calle volándose la barda por todo lo alto del jardín izquierdo.

Ramírez igualó por sexta ocasión su mejor marca en el apartado de incogibles, con cuatro, y ha remolcado cinco carreras en tres ocasiones anteriores, la más reciente contra los Marlins de la Florida el 21 de mayo de la temporada pasada.

Mientras que el parador en corto dominicano Jhonny Peralta cerró la cuenta con batazo de cuatro esquinas en el cuarto episodio y llevó a los Tigres de Detroit a una victoria por 2-0 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Peralta (7) conectó en la cuarta entrada sobre el abridor Paul Maholm, solitario, para sellar el triunfo de los Tigres, que ponen fin a una racha de cinco derrotas consecutivas.

El dominicano conectó por el jardín izquierdo y se fue de 4-2 con anotada y remolcada, para dejar en ,295 su promedio con el madero.

El bateador designado Vladimir Guerrero también llamó la atención al marcar la diferencia con jonrón de dos carreras en el séptimo episodio y llevó a los Orioles de Baltimore a una victoria por 2-1 sobre los Nacionales de Washington.

Guerrero (5) hizo sonar el madero en el séptimo episodio para frustrar la salida del estelar Jordan Zimmernann.

El dominicano pegó batazo de vuelta entera sobre el jardín izquierdo para desaparecer la bola ante Zimmermann, con un corredor en las almohadillas.

Guerrero se encargó de frustrar la salida de Zimmermann (2-5), quien fue el perdedor. Después de lanzar seis episodios casi perfectos, Zimmermann recibió el castigo del dominicano, quien le conectó apenas el tercer jonrón que recibe en 54 episodios y un tercio en lo que va de campaña.

Otro bate clave fue el del primera base cubano Juan Miranda, quien jonroneó y ayudó a que los Cascabeles de Arizona derrotaran 3-2 a los Mellizos de Minnesota.

Miranda (3) pegó toletazo de vuelta entera en el cuarto episodio sin gente en los senderos.

El cubano conectó batazo de 425 pies (129 metros) por todo lo alto del jardín central, cuando no había corredores en el camino, en castigo a la serpentina del abridor dominicano Francisco Liriano.

Mientras que en la lomita el abridor venezolano Félix Hernández lanzó ocho episodios y empató su mejor marca en ponches, con 13, para llevar a los Marineros de Seattle a una victoria por 6-1 sobre los Padres de San Diego.

Hernández (5-4), actual ganador de Cy Young de la Liga Americana, trabajó ocho episodios, permitió seis imparables, una carrera, y retiró a 13 por ponche para su quinto triunfo.

El venezolano dominó a 28 enemigos con 114 envíos, 75 a la zona escondida del strike y dejó en 3,01 su promedio de efectividad.

También sobre el montículo brilló el abridor dominicano Wandy Rodríguez, que olvidó su bajo rendimiento en la serie interligas de la temporada pasada, y consiguió su tercer triunfo al dirigir a los Astros de Houston a una victoria por 3-2 sobre los Azulejos de Toronto.

Rodríguez (3-3) que tuvo problemas en su desempeño en la serie de interligas de la campaña pasada al perder los tres inicios que tuvo, que le dejaron con 10.93 de promedio de efectividad en ese lapso, esta vez mejoró su rendimiento sobre la lomita.

El zurdo dominicano lanzó seis entradas completas, permitió seis imparables, dos jonrones, dos carreras, dio tres bases y ponchó a seis para hacerse de su tercer triunfo en lo que va de campaña.

Rodríguez hizo 93 envíos, 54 perfectos, contra 27 enemigos, para dejar en 3.41 su promedio de efectividad.