El Vélez Sarsfield derrotó este domingo al Gimnasia y Esgrima La Plata por 2-0 y se consolidó en el liderato del torneo Clausura 2011 del fútbol argentino a falta de cuatro jornadas para su finalización.

Con esta victoria el Vélez suma 30 puntos en la clasificación y tiene una ventaja de tres sobre el segundo, Godoy Cruz, y de cuatro con respecto al tercero, Lanús.

El uruguayo Santiago Silva (m.25), con una vaselina clamorosa, y Maxi Moralez (m.81), de penalti, anotaron los goles del conjunto que dirige Ricardo Gareca, que el jueves próximo disputará con el Peñarol uruguayo, en Montevideo, el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores.

Gareca, que en la jornada anterior había alineado a varios suplentes y el equipo cayó derrotado ante el Lanús, apeló a los titulares esta vez para alcanzar una victoria que mantiene al Gimnasia y Esgrima en una complicada situación en los puestos del descenso.

La afición del Vélez Sarsfield ovacionó al punta Santiago Silva cuando fue sustituido por Guillermo Franco a los 68 minutos.

"No estamos eligiendo el Clausura o la Libertadores. Encaramos cada partido de los dos torneos como si fueran finales. Y estamos bien encaminados", dijo el delantero uruguayo tras el encuentro.

La gran sorpresa de la jornada la dio el Quilmes, que derrotó al Racing por 2-0, le apartó de la lucha por el título además de complicar su clasificación a la Copa Sudamericana y fortaleció su esperanza de evitar el descenso directo.

El uruguayo Martín Cauteruccio (m.54) y Miguel Caneo (m.74) marcaron los tantos de la formación cervecera frente a un rival que padeció la baja del goleador colombiano Teófilo Gutiérrez, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas.

Jugarán más tarde River Plate-San Lorenzo y Arsenal-Boca Juniors en el cierre de la decimoquinta de jornada 19 jornadas de la competición.