Nacional de Montevideo, que ganó por 0-1 a Danubio, quedó hoy a un paso de proclamarse campeón del Clausura uruguayo después de que sus principales rivales, Peñarol y Defensor Sporting, empataran a un gol y quedaran a 5 y 6 puntos respectivamente a falta de dos jornadas.

Los tricolores, que no jugaron bien y sufrieron más de la cuenta para imponerse al alicaído Danubio, apelaron al oficio para sumar tres puntos vitales el sábado y meter presión a sus perseguidores, que jugaban el domingo con la necesidad imperiosa de ganar para seguir en pugna por el campeonato.

Ahora a Nacional le basta con sumar un punto en las dos jornadas que restan para ser campeón, con la ventaja de jugar la próxima fecha ante un Defensor obligado a ganar sí o sí, gozando de un amplio colchón de puntos.

Ese empate también le permitió a los de Nacional asegurarse el primer lugar en la tabla Anual, lo que le otorgará ventaja deportiva en la previsible final ante Defensor, campeones del pasado Apertura.

Conscientes de lo que se jugaban, los de violeta salieron ante Peñarol con toda su artillería, mientras que Peñarol, con la cabeza puesta más en su cruce de semifinales por la Copa Libertadores ante Vélez Sarsfield, alineó a muchos suplentes.

Sin embargo, el partido, complicado por una intensa lluvia, fue de gran intensidad y los 22 jugadores lo dieron todo para no dar ventaja a Nacional, lo que a la postre solo sirvió para dejar más líderes a los tricolores.

La derrota de Central Español por 1-2 ante Tacuarembó, dejó al equipo del Parque Batlle con un pie fuera de la categoría, con un punto menos en la tabla de descenso que Racing y tres menos que Rampla Juniors.

Precisamente Rácing logró remontar un lugar tras imponerse a Rampla por 3-2 en un agónico partido.

Si bien Central, Racing y Rampla son los equipos en mayor peligro para acompañar la temporada que viene a Miramar Misiones y Tacuarembó a la segunda categoría, hasta siete equipos más aún tienen posibilidades de ser relegados en las dos jornadas que restan de campeonato.