Diego Maradona aseguró que llevará a los tribunales a Julio Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), por haberlo relacionado nuevamente con las drogas en declaraciones recientes.

Maradona dijo la semana pasada que Grondona tiene que dejar el cargo que ocupa en la AFA desde hace más de tres décadas porque está "viejo" y el dirigente respondió: "Estoy viejo, pero sano. No como otros que no lo están y no por problemas naturales sino por problemas creados".

El exfutbolista y entrenador aseguró en declaraciones al matutino Clarín, publicadas este domingo: "Primero hay que mirar la casa de uno antes que la del otro. Esto no queda acá. Esta vez, voy a pisar el acelerador a fondo y voy a pisarle la cabeza al que sea".

"Todos, hasta los nietos, se van a tener que someter a todos los análisis que mis abogados van a pedir. Yo no tengo nada que esconder: hace quince días cumplí siete años que no tomo droga. Soy el primero que se va a hacer el examen correspondiente", añadió.

"Esto va a la Justicia directamente. Que lo sepa y se lo grabe: voy a ir a por la familia de Grondona y también por los que Grondona contrató en este momento", afirmó.

Al referirse a otras declaraciones del dirigente formuladas en 2010 en las que hizo referencia a "lo que todo el mundo sabe" con respecto a sus problemas con la droga, Maradona dijo: "En ese momento, mis abogados estudiaron las cosas y ahora tienen todos los elementos en la mano".

"Grondona me facilitó el juicio con las estupideces que dijo", insistió "Pelusa", quien volvió a apoyar a Daniel Passarella, presidente del River Plate, quien le reclamó a Grondona la renuncia por los malos arbitrajes en los partidos de la Liga.

"Passarella lo único que hizo fue llevar el grito de todos los jugadores de fútbol a la AFA como debe ser. Pero sigue rodeado de veinte chupa vergas que le deben favores terribles porque les soluciona todos los problemas y lo votan", afirmó.

"En todo esto yo sé más cosas que las que sabe Grondona. Porque yo estuve; él no probó un saque (no se drogó), pero yo sí. Y con gente que él cree que no. Todo va a salir a la luz", dijo.

"Todos, absolutamente todos, tenemos alguien en la familia con problemas de droga. Un hijo, un hermano, un sobrino, un primo. El que dice que no, miente. Por eso digo que Grondona se encerró solo. Ahora tendrá que ir a la Justicia", agregó.

Maradona dijo que otra de las "perlitas" que tiene para decir en la justicia son las razones por las cuales "no hubo control" antidopaje en los partidos de la repesca entre Argentina y Australia en 1994, clasificatoria para el Mundial de Estados Unidos. Al respecto aseguró que no hubo análisis "porque Argentina no llegaba al Mundial".

En cuanto a la presidencia de Grondona en la AFA, Maradona disparó: "Creo que, lamentablemente, no se va a ir porque lo banca (respalda) el que vive en Suiza (por Joseph Blatter, presidente de la FIFA) y no jugó al fútbol, como Joao Havelange".

"Pero está grande (mayor) y ya no tiene la lucidez para manejar las cosas como antes. ¿Sabes por qué eligieron a Rusia y a Qatar para organizar los próximos Mundiales? Por el dinero ¿Por qué no le dieron la sede a El Salvador o Nicaragua? Porque no tienen dinero. Todos involucionamos con el paso del tiempo y a Grondona hay que decirle 'hasta acá llegaste", añadió.

"Después habrá que ver si va a la cárcel preso por (el dinero) que se llevó. Porque el fútbol de acá lo hizo multimillonario. Yo nunca vi a un propietario de una ferretería multimillonario. Y conozco muchos. A Grondona cada vez le cuesta más por los años que tiene. Ojalá se dé cuenta solo y se retire", dijo.

"Yo creo que el Gobierno (de la presidente Cristina Fernández de Kirchner) debería soltarle la mano porque depende de la voluntad de la gente y no de Grondona. Y la gente está cansada del campeonato que tenemos y de los secuaces que lo bancan porque él los salva a fin de mes", mantuvo.

Según Maradona, la AFA tendría que estar dirigida por alguien que sea votado por jugadores, exjugadores, técnicos y dirigentes.

"Tenemos que meternos todos, porque es el futuro del fútbol argentino. No hay que comprar más votos sino defender a la pelota. Si no, el fútbol argentino se va al tacho. Estamos muy mal. Cada vez el hilo se hace más fino y en cualquier momento se corta. Pero no vamos a aflojar", finalizó.