Alberto Contador, 'maglia' rosa del Giro, señaló que la supresión del paso por el Monte Crostis en la decimocuarta etapa se debió "a una decisión de los jueces de la UCI", no a su influencia para quitar del recorrido el polémico puerto de montaña.

"Se me ha echado en cara que quitaran el Crostis, pero fue una decisión de los jueces. Por mi no había problema, por lo tanto estoy tranquilo", dijo Contador en la salida de la etapa reina del Giro en la localidad de Conegliano.

El ciclista español fue silbado en el ascenso al Zoncolan por parte de algunos aficionados, que creyeron ver en Contador una influencia decisiva en la decisión de los jueces.

"Sí, ayer hubo gente que me silbó, pero la mayoría me apoyaba", zanjó Contador.