El Lanús derrotó este sábado al Tigre por 0-3 con un 'hat-trick' del delantero Silvio Romero y se ha situado a un punto del liderato del torneo Clausura 2011 del fútbol argentino que comparten Vélez Sarsfield y Godody Cruz.

El Vélez recibirá este domingo al Gimnasia y Esgrima, equipo que no tiene margen de error en su búsqueda de la permanencia en la Primera División, mientras que el Godoy Cruz igualó el viernes 1-1 con el Banfield en un partido polémico.

Vélez y Godoy Cruz tienen 27 puntos y Lanús 26 en la clasificación a falta de cuatro jornadas para la finalización del torneo.

El árbitro Saúl Laverni reconoció que un error suyo y otro de un asistente perjudicaron al Godoy Cruz, el equipo que dirige el uruguayo Jorge 'Polilla' Da Silva, que debería ser el líder provisional este fin de semana si sus fallos hubieran sido correctos.

"Cuando vi el vídeo en el hotel me quería morir. Fue mi peor jornada como árbitro", dijo Laverni al admitir que debió pitar un penalti para el equipo de la ciudad de Mendoza.

El colegiado se refería a la falta que el defensa del Banfield Gustavo Toledo cometió al punta uruguayo Álvaro Navarro delante suyo, pocos minutos después de no haber convalidado el gol marcado por Diego Villar, cuyo remate desde fuera del área dio en el larguero y botó unos cincuenta centímetros detrás de la línea de sentencia.

En esta jugada Laverni estaba lejos del área del conjunto bonaerense y el árbitro asistente tampoco vio el tanto.

Una vez finalizado el partido y después de que el árbitro escuchó las airadas reclamaciones de los jugadores del equipo mendocino, el futbolista Villar dijo a la televisión que "parece que no es negocio que el Godoy Cruz sea el campeón".

Las dos jugadas claves del encuentro ocurrieron cuando el marcador estaba igualado a uno, resultado que finalmente permitió al Godoy Cruz alcanzar en la clasificación al líder Vélez Sarsfield, que tiene mejor diferencia de gol.

Laverni dijo que entiende a Villar y a todos lo que protestaron por su arbitraje, pero que "no hay que ver fantasmas ni persecuciones para que Godoy Cruz no sea campeón".

"Nos equivocamos el árbitro asistente y yo, y no hay ninguna excusa", afirmó.

Este hecho se produce días después de que el presidente del River Plate, Daniel Passarella, exigiera la renuncia del presidente de la federación (AFA), Julio Grondona, por los malos arbitrajes que, según su opinión, perjudican a su equipo.

Tras la derrota en el clásico con el Boca Juniors por 2-0, Passarella acusó al árbitro Patricio Loustau de no haber pitado cinco penaltis para los riverplatenses.

Jugarán más tarde, en la decimoquinta jornada del Clausura, Argentinos Juniors-Olimpo, Huracán-Estudiantes e Independiente-Colón, y completarán este domingo Quilmes-Racing, Vélez Sarsfield-Gimnasia y Esgrima, River Plate-San Lorenzo y Arsenal-Boca Juniors.