El jardinero cubano-estadounidense Raúl Ibáñez se voló la barda para marcar la diferencia y llevar a los Filis de Filadelfia a una victoria por 3-2 sobre los Vigilantes de Texas, en la primera serie interligas en la campaña.

Con su cuadrangular, Ibáñez se encargó de mantener a los Filis como líderes en la División Este después de haber iniciado la jornada con 1,5 juegos de ventaja sobre los Marlins de la Florida.

Ibáñez conectó batazó de vuelta completa para desaparecer la bola por todo lo alto del jardín central en la parte baja de la cuarta entrada.

El jardinero castigó los lanzamientos del abridor C.J. Wilson, a quien le botó la pelota sobre la barda central, con batazo que alcanzó los 413 pies (125 metros).

Ibanez mantiene su surgimiento con el madero después de haber tenido una sequía de 0 de 35. El cubano-estadounidense estaba bateando para promedio de .370 (20 de 54) al inicio de la jornada.

Mientras que en la lomita el abridor Roy Halladay (6-3) lanzó ocho episodios completos, permitió seis imparables, dos carreras, dio una base y retiró a siete por la vía del ponche para acreditarse la victoria, su primera después de dos derrotas consecutivas.

El derrotado fue Wilson (4-3) en siete entradas, permitió cuatro imparables, dos vuelacercas, tres carreras, dio dos pasaportes y retiró a 10 por ponche.