Universidad Católica se clasificó el domingo a la Copa Sudamericana tras empatar 2-2 con Universidad de Chile en la penúltima fecha del campeonato de Apertura y conservar el liderato del torneo.

Universidad Católica sólo necesitaba un punto para conquistar su cupo al torneo continental, que también era perseguido por Universidad de Chile.

El puntapié inicial del partido estuvo a cargo de Edson Arantes do Nascimento, Pelé, quien visitó Chile en su papel de embajador de la Copa Libertadores, para promocionar una campaña contra la violencia en los estadios.

Los primeros 15 minutos los dominó ampliamente Universidad de Chile, pero luego las acciones se emparejaron.

El técnico argentino de los cruzados, Juan Antonio Pizzi, dijo que su escuadra era "el equipo que merece representar a Chile en el exterior, por todo lo que hemos demostrado este semestre".

Universidad Católica es el único representante chileno que queda en Copa Libertadores, y el jueves debe enfrentar en un partido de revancha a Peñarol de Uruguay. El encuentro de ida lo ganaron los charrúas por 2-0.

El cotejo se jugará en el estadio San Carlos de Apoquindo, en la precordillera de Santiago.

"Tenemos chances de pasar, lo dije cuando terminó el partido en Montevideo, y el resultado de hoy acrecienta el ánimo y la confianza del plantel", afirmó Pizzi.

El delantero de Universidad Católica Lucas Pratto afirmó que "somos un equipo fuerte y vamos a dar la vuelta en el partido frente a Peñarol, y vamos a estar en semifinales".

Colo Colo, el equipo más popular de Chile, empató 1-1 con Iquique y ocupa hasta el momento un lugar en los cuartos de final, a una fecha de que termine el torneo.