Manchester United recibe el domingo a Chelsea en un encuentro que podría decidir el título de la Liga Premier: mientras el primero sigue en la punta pero trastabillando, los campeones de la temporada anterior vienen marchando a todo vapor.

El United podría asegurarse su 19no título inglés, un récord, con una victoria, pero su técnico Alex Ferguson debe decidir si volver a la alineación que el fin de semana perdió 1-0 con Arsenal, tercero en las posiciones, o confiar en los jugadores que el miércoles conquistaron el pase a la final de la Liga de Campeones.

Un equipo con ocho suplentes apabulló al Schalke por 4-1 para llegar a su tercera final de la Champions en cuatro temporadas, pero así y todo se cree que el técnico dará a sus titulares la oportunidad de demostrar que la derrota con Arsenal fue una excepción a la regla.

"Contra Arsenal nos faltó la intensidad que nos caracteriza", comentó el defensor John O'Shea. "Ya hemos jugado con Chelsea en casa en la Liga de Campeones, por lo que sabemos que tendremos que jugar bien. Pero sabemos que somos fuertes en casa".

Arsenal jugará en Stoke el domingo y todavía tiene una oportunidad matemática por el título si United no logra los tres puntos.

El equipo de Manchester está invicto en Old Trafford en esta temporada y ha vencido a Chelsea — como local y como visitante — en cuartos de final de la Champions, aunque los azules han cobrado nuevo impulso después de una racha adversa a mitad de temporada.

En el mismo fin de semana que United cayó ante Arsenal, Chelsea ganó por quinta vez consecutiva en la Premier y podría aventajar a United en diferencia de goles cuando restan dos partidos.

De todos modos, Ferguson puede recuperar a puntales como Wayne Rooney, Javier "Chicharito" Hernández, Rio Ferdinand y Nemanja Vidic para el compromiso con Chelsea.

El técnico dijo que el zaguero Patrice Evra se ha recuperado de un golpe que recibió el miércoles en la victoria sobre Schalke, mientras que Rooney está recuperado de una lesión.

"Patrick recibió una patada", se lamentó Ferguson. "Yo estaba listo para reemplazarlo pero me dijo que estaba bien. Wayne estará bien. No quería correr riesgos".

El técnico del Chelsea, Carlo Ancelotti, alineó a Didier Drogba y Fernando Torres en el ataque en la victoria sobre Tottenham por 2-1, pero los "Blues" sólo ganaron después de la sustitución del español.

Arsenal necesita vencer a Stoke, que sólo le ha ganado al relegado Wolverhampton Wanderers desde que llegó a la final de la Copa de la FA, pero padece ausencias en el medio campo.

El capitán Cesc Fábregas podría perderse un segundo partido consecutivo con una lesión en un muslo sufrida en un entrenamiento la semana pasada, mientras que Samir Nasri trata de recuperarse de un problema en el ligamento de la corva que obligó a reemplazarlo contra United.

El zaguero central Johan Djourou también podría quedar afuera si no se recupera de una lesión en una pierna sufrida en el mismo partido.

Wolves recibe al rival local West Bromwich Albion en el otro encuentro el domingo.

Por su parte Manchester City podría lograr una plaza en la Liga de Campeones el sábado si gana en Everton y Tottenham no logra vencer como local a Blackpool, que ya le ha ganado en esta temporada.

Otros partidos del sábado: Aston Villa vs. Wigan, Bolton vs. Sunderland, Newcastle vs. Birmingham y el colero West Ham con Blackburn. West Ham está tres puntos dentro de la zona del descenso y casi seguramente perderá la categoría si pierde.

Fulham recibirá a Liverpool el lunes.

Queens Park Rangers y Norwich ya han conquistado los dos puestos de ascenso automático a la Premier, de modo que la rueda final el sábado en la segunda división determinará el orden de los cuatro equipos que los sigan, y el repechaje por la promoción.

Cardiff, Swansea y Reading tienen plazas garantizadas, mientras que el sexto, Nottingham Forest, sólo podría perderse la suya con una combinación de resultados.