Esta vez sí, la figura del base Derrick Rose se hizo sentir en el juego individual y de equipo para que los Bulls de Chicago venciesen por 86-73 a los Hawks de Atlanta en el segundo partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este que dejan empatada a 1-1.

El tercer partido de la serie al mejor de siete se jugará el viernes en el Philips Arena de Atlanta, donde se traslada la competición.

El base estrella de los Bulls, que el martes se convirtió en el Jugador Más Valioso (MVP) de la liga para ser el más joven que lo consigue en la historia de la NBA, con 22 años, siempre tuvo control del juego y del partido para que su equipo no sufriese la sorpresa de la derrota como le ocurrió en el primero (95-103).

Rose, que jugó 43 minutos sin resentirse del esguince del tobillo izquierdo, logró un doble-doble de 25 puntos (10-27, 1-8, 4-6), 10 asistencias, seis rebotes, dos tapones y ocho pérdidas de balón para liderar una lista de tres jugadores de los Bulls que superaron la barrera de los 10 tantos.

Pero como equipo se quedaron con sólo un 39,3 por ciento de acierto en los tiros de campo, pero muy superior al 34 de los Hawks.

El pívot Joakim Noah esta vez sí fue mejor que su ex compañero de universidad, el número cinco dominicano Al Horford, y también aportó un doble-doble de 19 puntos, 14 rebotes, tres recuperaciones de balón y dos asistencias.

El alero sudanés Luol Deng imitó a sus dos compañeros con otro doble-doble de 14 puntos, 12 rebotes y dos asistencias que ayudaron a los Bulls a dominar el juego bajo los aros al capturar 58 balones por 39 de los Hawks, siendo una de las claves del triunfo del equipo de Chicago.

A pesar que el ala-pívot titular Carlos Boozer siguió con las molestias que arrastra en un dedo del pie derecho al final jugó e hizo una buena aportación bajo los aros al conseguir 11 rebotes y anotar ocho puntos.

El dominio bajo los aros y la excelente defensa por zonas e individual que realizaron los Bulls asfixió al ataque de los Hawks, que no tuvieron el apoyo ni acierto del escolta reserva Jamal Grawford y su falta de producción se iba a anotar al final del partido.

Tampoco el escolta titular Joe Johnson respondió con el mismo acierto ofensivo que tuvo en el primer partido y sus 16 puntos, incluido un triple en tres intentos, no iban a ayudar a los Hawks a luchar por la victoria, especialmente en el cuarto periodo que fue cuando se rompió el marcador a favor de los Bulls.

El base Jeff Teague lideró el ataque de los Hawks al conseguir 21 puntos, mientras que el ala-pívot Josh Smith llegó a los 13 y Crawford anotó 11 tantos para completar la lista de los cuatro jugadores de los Hawks que tuvieron dobles dígitos.

Horford no tuvo su mejor inspiración en el ataque y en los 44 minutos que jugó aportó sólo seis puntos después de anotar 3 de 12 tiros de campo, capturó 14 rebotes, 12 defensivos, repartió seis personales y puso un tapón.