El Comité de Ministros del Consejo de Europa aprobó hoy la solicitud de Estados Unidos para ser miembro de pleno derecho de la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho.

Este organismo, más conocido como Comisión de Venecia, asesora a los estados en materia constitucional, electoral y de partidos.

De este modo, EE.UU. se convierte en el 59º estado miembro de la Comisión de Venecia, como los 47 estados del Consejo de Europa, además de Argelia, Brasil, Chile, Corea, Israel, Kazajistán, Kirguizistán, Marruecos, México, Perú y Túnez.

Desde 1991, EE.UU. era miembro observador de la Comisión de Venecia, estatus que tienen Argentina, Canadá, Japón, Santa Sede y Uruguay.

Bielorrusia es miembro asociado, mientras que la UE, la Comisión Europea, Sudáfrica y la Autoridad Nacional Palestina gozan de un estatuto especial.

El presidente de la Comisión de Venecia, Gianni Buquicchio, invitó en julio de 2012 a la entonces secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, a que su país se convirtiera en estado de pleno de derecho de la Comisión.

EE.UU., que es estado observador del Consejo de Europa desde 1995, inició el pasado 30 de enero el proceso para convertirse en estado parte de la Comisión de Venecia.

Con su nuevo estatus, EE.UU.tendrá dos representantes permanentes (hasta ahora tenía uno, la profesora de Derecho de la Escuela Jurídica de Columbia Sarah Cleveland) y su contribución económica ascenderá a unos 150.000 euros al año.

Para el secretario ejecutivo de la Comisión de Venecia, Thomas Market, la incorporación de EE.UU. supondrá que "nuestras opiniones tendrán más peso en algunos países y ello redundará en un seguimiento más eficiente de nuestras recomendaciones".

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, expresó su satisfacción por la incorporación, porque así EE.UU. y Europa "podrán compartir experiencias y cooperar más estrechamente en la promoción de los derechos humanos, el estado de derecho y la democracia".

La Comisión de Venecia ha aprobado este año una opiniones sobre el Código federal de instituciones electorales y procedimientos de México, el anteproyecto de Constitución de Túnez y el proyecto de ley para la nueva Constitución de Islandia.