El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicó hoy en Tokio, ante la mayor federación empresarial de Japón, que España "está saliendo" de la crisis y que es un país de oportunidades.

El ministro, que llegó ayer a Japón para una visita de cinco días, se reunió esta mañana con un grupo de unos 40 empresarios japoneses en la sede del Federación de Grandes Empresas de Japón (Keidaren), ante los que detalló las medidas que España está adoptando para salir de la crisis.

Según fuentes del Ministerio español de Exteriores, los representantes de empresas japonesas, entre las que se encontraban Hitachi, Japan Airlines, Nissan o Toshiba , mostraron "mucho interés" por las reformas que el Ejecutivo español está adoptando desde el punto de vista "fiscal, bancario y a nivel competitividad".

Además, durante el encuentro los empresarios nipones se interesaron sobre la situación de la Unión Europea (UE) y el ministro español insistió en que la unión monetaria "es un buen invento y va a sobrevivir".

La visita del ministro español cuenta con un importante componente económico y fuentes del Ministerio nipón de Exteriores explicaron a Efe que Japón busca en España un aliado para fortalecer sus relaciones comerciales con la UE y América Latina.

García-Margallo se reunió también hoy con un grupo de representantes de empresas españolas con interesases en Japón entre las que se encontraban BBVA, Gamesa, Banco Santander, Gestamp Solar, Loewe y MAPFRE.

En estos momentos unas 15 empresas españolas tienen sede en Japón mientras que casi 300 compañías japonesas están presentes en España, un desequilibrio que se debe al "enorme nivel de desarrollo y competitividad de la economía nipona", según explicaron a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores.

Como parte de la agenda de la visita, el ministro de Exteriores entregó durante una ceremonia hoy en la embajada España en Tokio la Gran Cruz del Mérito Civil a Hiromasa Yonekura, presidente de la federación japonesa de empresarios, con lo que se le reconoce su labor a la hora de estrechar las relaciones entre ambos países.

Esta tarde, García-Margallo mantendrá una reunión con su homólogo nipón, Fumio Kishida, tras la que se hará publico un comunicado conjunto que podría recoger los esfuerzos de ambos países para reforzar el intercambio de información en materia de seguridad a raíz del reciente ataque terrorista en Argelia, que se saldó con diez nipones fallecidos.

La visita, la primera de un ministro de Exteriores a Japón tras el nombramiento a finales de diciembre del nuevo jefe de Gobierno, Shinzo Abe, será también el primer encuentro de alto nivel previo a la celebración, desde junio, del 400 aniversario de relaciones bilaterales entre ambos países.