El Gobierno de Panamá expresó hoy el más "enérgico rechazo" al tercer ensayo nuclear de Corea del Norte, cuyas autoridades han "ignorado e irrespetado" por completo a la comunidad internacional.

Panamá se une a las expresiones de "rechazo y preocupación" de otros miembros de las ONU, como este país, que han hecho reiterados llamados a Corea del Norte para que detenga de manera inmediata todas estas pruebas nucleares realizadas al margen de cualquier supervisión por parte de la Agencia Especializada de Naciones Unidas, señala un comunicado de la Cancillería panameña.

"La actitud y acciones de las autoridades de Corea del Norte sólo demuestran su total desprecio por el Derecho Internacional y la Comunidad de Naciones", agrega el documento.

Panamá, como "Estado amante de la Paz y las relaciones entre naciones y pueblos basadas en el diálogo, la tolerancia y el respeto a las normas internacionales y el sistema multilateral, nuevamente, hace un llamado respetuoso, a Corea del Norte para que detenga sus prácticas nucleares que sólo logran sembrar inestabilidad y desasosiego tanto a su pueblo como al resto de naciones en el mundo", añade el comunicado.

El Gobierno panameño pide al resto de la Comunidad internacional y muy particularmente al Consejo de Seguridad de la ONU para que, de una manera consensuada, pero firme, aplique las medidas y normas que sean del caso para detener a Corea del Norte en esta escalada nuclear unilateral, que al margen del Derecho Internacional y el Sistema Multilateral, no contribuyen al fomento de la paz.

El ensayo nuclear de este martes en una base en el noreste del país fue el tercero realizado por Corea del Norte en los últimos siete años y, según el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, alcanzó entre 6 y 7 kilotones, lo que supone más de un tercio de la magnitud de la bomba de Hiroshima.