El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy la nueva prueba nuclear llevada a cabo por Corea del Norte, que calificó de un "acto altamente provocativo" que atenta contra la seguridad en la zona.

En un comunicado, Obama se refiere a esta tercera prueba nuclear del gobierno de Pyongyang, que se une a los lanzamientos de varios misiles balísticos.

Con estos actos "Corea del Norte viola las obligaciones que le imponen numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", contraviene los acuerdos regionales al respecto y aumenta el peligro de proliferación de armas nucleares, señala Obama.

Al mismo tiempo, las armas nucleares que exhibe Corea del Norte y su programa de misiles balísticos constituyen una "amenaza para la propia seguridad nacional de Estados Unidos" y para la "paz y seguridad mundiales", agrega la nota.

El Gobierno de Washington permanecerá "vigilante" ante las "provocaciones" norcoreanas y "firme en nuestro compromiso de defensa de nuestros aliados en la región", subraya.

"Estas provocaciones no hacen a Corea del Norte una nación más segura. Lejos de alcanzar su objetivo de convertirse en un país fuerte y próspero, Corea del Norte es un lugar cada vez más aislado y con una población más empobrecida, debido a su imprudente búsqueda de armas de destrucción masiva", concluye el comunicado.

Corea del Norte informó hoy de que ha llevado a cabo "con éxito" su anunciada tercera prueba nuclear, después de las realizadas en 2006 y 2009.

El régimen comunista confirmó su ensayo atómico después de que lo hiciera el Gobierno de la vecina Corea del Sur tras detectar un terremoto de alrededor de 5 grados en la escala Ritcher en el Condado de Kilju al nordeste del país, que alberga la base de Punggye-ri en la que se habría producido la detonación.

Corea del Norte destacó que la prueba nuclear de hoy ha sido "de mayor nivel" que las anteriores de 2006 y 2009, y que ha logrado reducir el tamaño y el peso del artefacto explosivo, lo que aparentemente indica que el país ha dado un paso adelante hacia su objetivo de equipar sus misiles balísticos con cabezas atómicas.

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará hoy una reunión de urgencia, a petición de Corea del Sur, para tratar la decisión de Pyongyang.