La Unión Europea anunció hoy que volverá a prestar ayuda al desarrollo de Mali por un monto de unos 250 millones de euros, después de que las autoridades del país africano se hayan comprometido a restaurar la "democracia y la estabilidad", según el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs.

Piebalgs comunicó la noticia al término de un encuentro informal de ministros y responsables comunitarios de Desarrollo organizada en Dublín por el Gobierno irlandés, que desempeña la presidencia de turno de la Unión Europea durante el primer semestre del año.

Después de dos días de reuniones, el comisario afirmó que la Comisión Europea destinará "unos 250 millones de euros" para "restaurar gradualmente una ayuda al desarrollo encaminada a responder a las necesidades urgentes" de la población de Mali.

Esta había sido una de las principales cuestiones planteadas por el Gobierno español durante esta reunión informal en Dublín, según explicó a Efe el secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gonzalo Robles.

En nombre del Ejecutivo de Madrid, Robles había pedido a la Comisión Europea que "reaccionara rápidamente" y "movilizara sus recursos" humanitarios en Mali.

El Ejecutivo comunitario decidió el pasado 23 de marzo suspender temporalmente la ayuda europea al desarrollo en Mali como consecuencia del golpe de Estado ocurrido en ese país.

Antes de la intervención militar, la Comisión tenía previsto entregar 583 millones de euros a Mali entre 2008 y 2013 con la intención de reforzar un desarrollo económico sostenible y financiar programas de alimentación, mejorar el acceso al agua potable, apoyar a la población civil y la política migratoria.

Según explicó hoy Piebalgs, la reactivación de la ayuda ha sido posible "gracias a la rápida adopción por parte de las autoridades malienses de una hoja de ruta de transición encaminada a restaurar la democracia y estabilidad".

El comisario aseguró que la UE ha demostrado que "lleva mucho tiempo" comprometida con Mali, contribuyendo, dijo, a "presentar una ambiciosa respuesta que aborde las raíces de la crisis".

"Ayudaremos al país a restaurar la democracia y la paz centrándonos principalmente en la reconciliación, en la prevención de conflictos y en el apoyo del proceso electoral. También plantearemos nuevas propuestas para contribuir a la reactivación de la economía", declaró Piebalgs.