El Rey de España se reunió hoy con el expresidente de Chile, Ricardo Lagos, con el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, y con la excanciller de México, Patricia Espinosa, mandatados por la cumbre iberoamericana de Cádiz para la reforma de estos foros multilaterales.

Aunque inicialmente la audiencia sólo estaba prevista con el jefe del Estado español, finalmente el príncipe Felipe, heredero de la Corona, se sumó al encuentro, celebrado en el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial del Rey de España.

También asistió el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia.

Ricardo Lagos, Enrique Iglesias y Patricia Espinosa fueron designados en la última cumbre iberoamericana, celebrada en noviembre en Cádiz, miembros del grupo de reflexión encargado de preparar la reforma de estos encuentros.

Este equipo deberá entregar su informe en la próxima cita de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará este año en Panamá, y cuenta como base para su trabajo con una propuesta, presentada por España, para "redefinir" por completo este foro.

España, que ahora asume más del 60 por ciento de la financiación de la Secretaría General Iberoamericana, organizadora de las cumbres, propone diseñar "una estructura más equitativa en cuanto a cargas y responsabilidades".

También está decidido que en vez de convocar anualmente estos encuentros se celebren cada dos años.

La presencia del príncipe Felipe en la audiencia de hoy obedece a su compromiso con Iberoamérica; de hecho, siempre es él quien acude a los actos de toma de posesión de los presidentes hispanoamericanos.