El Gobierno brasileño manifestó hoy su preocupación por el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte e instó al país asiático a cumplir plenamente las resoluciones que sobre el asunto ha aprobado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

"El Gobierno brasileño insta a la República Popular Democrática de Corea a cumplir plenamente las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y a contribuir activamente para generar las condiciones necesarias para el reinicio de las negociaciones para la paz y la seguridad en la Península Coreana", según un comunicado divulgado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

En la nota, la Cancillería brasileña afirma haber recibido "con preocupación" las informaciones sobre el "nuevo" ensayo nuclear realizado por los norcoreanos.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado diferentes resoluciones en las que exige que Corea del Norte abandone las armas nucleares de forma irreversible y que se abstenga de realizar lanzamientos de misiles, ensayos nucleares o actos de provocación.

El Gobierno norcoreano dijo haber realizado el ensayo precisamente como respuesta a las sanciones aprobadas recientemente por la ONU tras el lanzamiento de un cohete de largo alcance en diciembre.

El ensayo nuclear de este martes en una base en el noreste del país fue el tercero realizado por Corea del Norte en los últimos siete años y, según el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, alcanzó entre 6 y 7 kilotones, lo que supone más de un tercio de la magnitud de la bomba de Hiroshima.