El presidente sirio, Bachar el Asad, pidió a los cinco ministros que juraron hoy sus cargos que se esfuercen para "cumplir en lo posible con las esperanzas del pueblo en medio de las circunstancias que afronta Siria".

El mandatario hizo estas declaraciones durante una reunión con los miembros del Gobierno, tras presidir la ceremonia de juramento de los nuevos ministros, designados el pasado sábado, informó la agencia local de noticias Sana.

Al Asad señaló, asimismo, que el ciudadano "también afronta responsabilidad en ayudar individualmente o dentro de las instituciones del Estado para aliviar los efectos de la crisis".

En su discurso, el presidente acusó a los opositores a su régimen de trabajar "de manera sistemática en un intento por destruir la infraestructura del país".

La toma de posesión de los nuevos ministros se produce después de que Al Asad efectuara el pasado sábado una remodelación de Gobierno en la que cambió a cinco ministros e introdujo dos nuevas carteras.

Mediante un decreto presidencial, Al Asad creó el Ministerio de Trabajo, que es dirigido por Hasan Hijazi, y el de Asuntos Sociales, cuya titular será Kinda Shamat.

Además, Husein Farzat fue nombrado nuevo ministro de Vivienda; Ahmad Qadiri, de Agricultura; Suleiman Abas, de Petróleo; Ismail Ismail, de Finanzas, y Husein Arnous, de Obras Públicas.

Fuentes diplomáticas sirias explicaron ese día a Efe que esta remodelación supone la introducción de pequeños cambios en el gabinete, en el que se mantienen los pesos pesados del régimen.

La última vez que Al Asad cambió a varios ministros fue en junio pasado, cuando nombró a dos figuras de la oposición interna en el gabinete del entonces primer ministro Riad Hiyab, que desertó en agosto y fue sustituido por Wael al Halqi.