La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, firmó hoy un mensaje de apoyo al Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, impulsado por la Campaña Internacional para la Abolición de Armas Nucleares (ICAN).

En un acto oficial promovido por la ICAN y estudiantes de la Universidad para la Paz, Chinchilla afirmó que "la paz no debe ser objeto de plegarias para algunos pueblos del mundo, sino lo más naturalmente humano que se puede tener".

Los estudiantes entregaron a la mandataria costarricense mil grullas de papel, como símbolo de apoyo hacia un mundo libre de armas nucleares.

"El llamado que ustedes me hacen con la entrega de estas hermosas grullas de papel no cae en terreno que no sea fértil aquí en Costa Rica y en las manos de su Presidenta", expresó Chinchilla.

Costa Rica, añadió la mandataria, se destaca precisamente "por haber abogado una y otra vez, mediante un conjunto de hechos, por el llamado a la paz", especialmente por la abolición de su propio ejército en 1948.

"Quiero decirles que nosotros somos un ejemplo de que sí se puede conseguir espacios de paz y sabemos que esa gran lucha que han venido dando tarde o temprano tendrá sus resultados favorables", manifestó Chinchilla a los representantes de ICAN.

Para el rector de la Universidad para la Paz, Víctor Valle, es una paradoja que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sean los países que más armas nucleares almacenan en la actualidad.

"Por ello mil grullas de papel se le dará a cada líder político del mundo para solicitar su apoyo a la prohibición, al uso y almacenaje de las armas nucleares", explicó.