El exsecretario de Defensa de EE.UU. Robert Gates consideró hoy insuficiente que Estados Unidos deje un remanente de 3.000 militares en Afganistán, una vez que se complete la retirada de las tropas internacionales en 2014.

"Creo que 3.000 es muy poco y 20.000 es mucho", dijo Gates en una entrevista con el programa de CNN "State of the Union".

"Debemos mantener algún tipo de presencia residual seria para entrenar a las tropas afganas y realizar labores antiterroristas", señaló el primer secretario de Defensa del presidente, Barack Obama, quien también sirvió en la Administración del republicano, George Bush.

El exsecretario consideró que es "absolutamente crítico" dejar una fuerza después de la retirada de las tropas internacionales de la OTAN en 2014 para "no abandonar a los afganos".

En la actualidad, Estados Unidos mantiene poco más de 60.000 soldados en Afganistán, pero el Gobierno de Obama aún no ha decidido cuántos permanecerán en ese país después de 2014, en el marco de un pacto de seguridad bilateral firmado en mayo de 2012.

Un escenario posible que sopesa Washington es mantener en suelo afgano entre 3.000 y 9.000 soldados, principalmente para realizar operaciones antiterroristas y dar capacitación a las tropas afganas.

Gates subrayó que no se ha tomado ninguna decisión todavía sobre el número de tropas pero consideró que la cifra de 20.000 militares que han barajado algunos medios de comunicación sería una cifra muy elevada "en término de coste para nosotros y de cara a los afganos".

"Es más una cuestión política que una cuestión militar", señaló.