El presidente peruano, Ollanta Humala, despegó hoy de Lima en un avión especial de la Fuerza Aérea rumbo a la Antártida con escala en Chile, la primera vez que un jefe de Estado peruano visita el continente blanco.

En su viaje de ida, Humala hará dos escalas técnicas en Chile, primero en Santiago y luego en Punta Arenas, y su regreso, el próximo lunes, lo hará repostando en las ciudades argentinas de Ushuaia y Buenos Aires.

Perú es adherente del Tratado Antártico que establece el uso exclusivo de la Antártida para fines pacíficos y prohíbe toda actividad militar.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores peruano, el mandatario visitará la Estación Científica Antártica Machu Picchu y su viaje "reafirma el compromiso del Perú con los objetivos del Tratado Antártico".

A través de una nota de prensa, el ministerio destaca que "este viaje se produce en el contexto especial de la celebración de los XXV años de la primera expedición peruana a la Antártida".

Según declaró Antonio Brack a la agencia oficial Andina, exministro del Ambiente a medios peruanos, "este viaje es un respaldo a nuestra estación Machu Picchu y al trabajo que realiza el Buque de Investigación Científica Humboldt".

Brack recordó que hay un proyecto que Chile y Perú ejecutan conjuntamente para el estudio del ecosistema de la Corriente de Humboldt.