El expresidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, que busca volver a ocupar la jefatura del Estado en las elecciones del 17 de febrero, dijo hoy que podría revocar el asilo otorgado por su país al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, si gana las elecciones.

"Nosotros de llegar a la presidencia lo vamos a analizar seriamente, de manera totalmente imparcial, y podríamos rever la decisión tomada de manera apresurada por el gobierno ecuatoriano", aseveró en un encuentro con la prensa extranjera.

Assange, de 41 años, se refugió en la embajada de Ecuador en Londres en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, donde es sospechoso de delitos sexuales.

El exhacker australiano afirma que en realidad sufre una persecución política por la divulgación por parte de WikiLeaks de miles de cables diplomáticos confidenciales de EE.UU.

Gutiérrez dijo que si gana las elecciones pondrá "en la balanza" el derecho a la libertad de expresión, que Assange dice defender, junto con los derechos de las dos mujeres suecas que le acusan de abusar de ellas.

"¿Quién defiende, quién se hace eco de los derechos humanos de esas mujeres?", se preguntó el líder del Partido Sociedad Patriótica.

"En Suecia la justicia es independiente, allá la justicia no es manejada como se maneja aquí en el Ecuador", dijo el candidato, quien acusó al presidente, Rafael Correa, de controlar a su antojo el sistema judicial del país andino, algo que él niega.

Gutiérrez también criticó la "doble moral" del mandatario, al dar asilo a Assange y al mismo tiempo "perseguir" a medios de comunicación ecuatorianos por haber publicado "los actos de corrupción flagrantes de este gobierno".

El pasado 2 de febrero el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo a Efe que Ecuador había recibido una nueva comunicación del Reino Unido sobre el caso de Assange, que estaba estudiando, pero que no había avances hacia una posible solución sobre su futuro.

El australiano no puede salir de la embajada ecuatoriana porque si lo hace será detenido por los policías británicos que custodian el edificio.

Ecuador ha pedido al Reino Unido un salvoconducto para que Assange abandone libremente el país, algo a lo que el Gobierno del primer ministro David Cameron no ha accedido por ahora.