El influyente sindicato Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT) y otros partidos políticos responderán hoy a la promesa lanzada del primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, de crear un gobierno tecnócrata y reducido para celebrar elecciones lo antes posible.

La UGTT tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa tras las reuniones mantenidas anoche por sus líderes sobre la crisis institucional en la que se encuentra el país, agravada por el asesinato ayer del líder opositor Chukri Bel Aid.

La oposición había pedido la dimisión del Gobierno tras la muerte de Bel Aid, dirigente del Partido de los Patriotas Demócratas Unificado y coordinador de la plataforma de izquierda Frente Popular, que desató una oleada de protestas en todo el país.

Ante las protestas, Yabali prometió la formación de un nuevo Ejecutivo para salir de la "situación extraordinaria" en la que se ha sumido el país, escenario de intermitentes oleadas de violencia y protesta en distintas zonas del país desde hace meses.

El momento coincide, asimismo, con una crisis interna de Gobierno, después de que los dos socios de Al Nahda, partido mayoritario en el Ejecutivo y en la Asamblea Constitucional, amenazaran con dimitir si no se les concedían mayores prerrogativas.

En Túnez capital, un agente antidisturbios murió como consecuencia de una pedrada recibida en el pecho durante los enfrentamientos que estallaron con algunos grupos de manifestantes.

La oposición, que antes del anuncio de Yabali pidió su dimisión y la de todo el Ejecutivo, convocó una huelga general en todo el país coincidiendo con el entierro del activista político, que fue tiroteado ayer por la mañana cuando salía de su casa.

Según declaraciones de un hermano del finado, recogidas por la agencia oficial tunecina, TAP, el entierro tendrá lugar mañana viernes.