El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, señaló hoy la "importancia" de lograr un acuerdo sobre el presupuesto comunitario 2014-2020 en la cumbre que se celebra mañana y pasado en Bruselas, para empezar a ver "resultados en el crecimiento y el empleo" a partir del año que viene.

Este es el punto más destacado en la agenda de la cumbre, en la que los Veintisiete también analizarán la evolución de la "Primavera Árabe", tratarán de adoptar un texto de conclusiones sobre Mali y discutirán la mejora del comercio exterior de la UE, según anuncia Van Rompuy en su carta de invitación a la reunión destinada a los líderes de los Estados miembros.

"El principal objetivo de esta reunión será acordar el próximo marco financiero plurianual" para el periodo 2014-2020, afirma Van Rompuy en su misiva, donde añade que la adopción del presupuesto "urge si queremos que las futuras políticas y programas de la UE funcionen con fluidez y ofrezcan resultados en el crecimiento y el empleo el año próximo".

El presidente del Consejo Europeo apuesta por retomar las "discusiones constructivas" que los Veintisiete llevaron a cabo el pasado noviembre, y confía en que su propuesta presentada entonces "constituya la bases para un acuerdo", aunque con "algunas adaptaciones".

Van Rompuy se reunirá el jueves a las 14.00 GMT con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y a continuación empezará la primera sesión de trabajo con las delegaciones nacionales, en la que explicará "los ajustes necesarios para lograr un buen compromiso".

En particular, pretende centrar la discusión "en las cantidades totales de gastos y en la parte de ingresos, con objeto de alcanzar un entendimiento común del marco en su conjunto", señaló Van Rompuy, quien añadió que la cena de líderes comunitarios comenzará a las 17.30 GMT.

El viernes, el primer punto en el orden del día será cómo convertir esta actividad "en un motor para el crecimiento y la creación de empleo", señala el presidente del Consejo Europeo.

Tras el desarrollo del sistema de comercio multilateral, Van Rompuy destaca la necesidad de impulsar la "agenda bilateral", que a su juicio ofrece "interesantes perspectivas a la UE en los próximos meses".

A continuación, los Veintisiete analizarán la evolución de los eventos en los países del norte de África y Oriente Medio, dos años después del comienzo de la "Primavera Árabe".

Van Rompuy expondrá a los Estados miembros sus conclusiones de un reciente viaje a la región.

Por último, los Estados miembros discutirán la situación de Mali con vistas a acordar un texto de conclusiones basado en los trabajos realizados durante los últimos Consejos de ministros de Exteriores y de Asuntos Generales de la UE, señala Van Rompuy, quien confía en la "rápida adopción" de dicho documento.