Los restos mortales del candidato presidencial paraguayo Lino Oviedo serán llevados hoy al Congreso para un acto en su honor y después a la sede de su partido, donde se instalará un velatorio, según el programa oficial.

La jornada comienza con una misa en memoria de Oviedo en la parroquia del Comando del Ejército, a la que acuden el presidente del país, Federico Franco, miembros de su Gobierno y otras autoridades.

El general retirado Oviedo, líder de la UNACE, tercera fuerza política de Paraguay, falleció el sábado pasado al estrellarse su helicóptero cuando regresaba a Asunción de un mitin electoral en el centro del país.

Sus restos mortales fueron entregados ayer a la familia, tras ser identificados por los forenses.

Después de la misa, el féretro de Oviedo será instalado en el Congreso durante hora y media, para seguidamente ser trasladado a la sede de la UNACE en San Lorenzo, ciudad vecina de Asunción, donde se instalará un velatorio.

Dirigentes del partido citados por los medios digitales dijeron que esperan que una larga comitiva de simpatizantes acompañe al féretro en su traslado entre Asunción y San Lorenzo.

Oviedo será enterrado este jueves en el cementerio Jardín de la Paz de Luque, localidad a las afueras de Asunción donde está su domicilio familiar.

Tras la entrega de los restos, uno de los fiscales que investiga el caso, Federico Espinoza, detalló que ahora se inicia la etapa de investigación sobre las causas del accidente.

La muerte de Oviedo ocurrió en la misma noche del vigésimo cuarto aniversario del golpe que acabó con la dictadura de Alfredo Stroessner, en el que el entonces coronel Oviedo tuvo un papel protagonista.

Oviedo era uno de los candidatos a la Presidencia en las elecciones generales que se celebrarán el 21 de abril en Paraguay.