El Ministerio de Exteriores chino aseguró hoy "no conocer los detalles" sobre la acusación japonesa de que una fragata de la Marina china apuntó el radar de seguimiento de su sistema de misiles a un buque de las Fuerzas de Auto Defensa niponas en aguas disputadas del Mar de China Oriental.

"Hemos conocido el incidente a través de la prensa", aseguró hoy la portavoz del citado Ministerio, Hua Chunying, quien instó a los periodistas a preguntar a "las autoridades competentes".

El ministro de Defensa japonés, Itsunori Onodera, precisó que el incidente sucedió el pasado 30 de enero y que hay sospechas de que el 19 de enero otra fragata china apuntó también este radar a un helicóptero de las Fuerzas Aéreas japonesas en la misma zona.

Aunque el ministro nipón no quiso precisar la localización exacta de estos sucesos, se sospecha que el incidente pudo tener lugar cerca de las islas Diaoyu (Senkaku en japonés), cuya soberanía se disputan Tokio y Pekín.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, calificó hoy de "peligrosa", "provocativa" y "lamentable" la maniobra, unas afirmaciones que el Gobierno chino no quiso comentar.

"No voy a hablar sobre asuntos que se refieran a especulaciones", señaló la portavoz china al respecto.