El líder opositor venezolano Henrique Capriles afirmó hoy que piensa seguir viajando por América Latina para dar a conocer la "alternativa" al Gobierno de Hugo Chávez, pese a las acusaciones oficialistas de que "conspira" en esos viajes.

"Se lo digo clarito al Gobierno, voy a seguir yendo no solamente a Colombia, voy a seguir llevando la voz de quienes estamos construyendo una alternativa en Venezuela, la voy a seguir llevando a toda nuestra América", señaló Capriles al rendir cuenta de su gestión como gobernador del estado de Miranda (centro).

El dirigente opositor, que viajó este fin de semana a Colombia y se reunió con el expresidente del Gobierno español Felipe González, dijo que no va a dejar solos "ni afuera, ni adentro" a los seis millones y medio de personas que votaron por él en los pasados comicios de octubre, en los que fue derrotado por el presidente Hugo Chávez.

"Y si quiere el Gobierno, con 24 horas de antelación, les mando mi itinerario de viaje, no tengo ningún problema", continuó al añadir que tampoco tendría inconveniente en que las autoridades revisaran su equipaje al regreso de sus viajes.

Este sábado, el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó a Capriles de conspirar "contra la patria" desde Colombia, y después el ministro del Interior, Néstor Reverol, hizo comentarios del mismo tenor en Twitter.

El gobernador volvió a calificar de "muy graves" las acusaciones y pidió pruebas al Ejecutivo.

"Las costuras se les ven (...) aquí lo que se quiere evitar es que nosotros sigamos trabajando y demostrando que las cosas en nuestro país se pueden hacer bien", consideró el opositor.

Maduro está al frente del país desde que Chávez viajó a La Habana el pasado 10 de diciembre para someterse a una nueva cuarta operación por un cáncer del que no se conoce tipo o pronóstico.