El Reino Unido destinará 3 millones de libras (3,5 millones de euros) en ayuda humanitaria para Somalia a fin de fortalecer su nuevo sistema político y paliar el hambre de miles de personas, anunció hoy la ministra británica de Cooperación Internacional, Justine Greening.

El presidente somalí, Hassan Sheikh Mohamud, se encuentra de visita en Londres, donde se reunió con Greening, antes de mantener un encuentro con el primer ministro David Cameron.

De la cantidad total que Londres prevé enviar al país africano, 1,47 millones de libras (1,7 millones de euros) se dedicarán a apoyar al nuevo Ejecutivo que desde el pasado septiembre sucede al Gobierno Federal de Transición de Somalia iniciado en 2004 con apoyo de la ONU.

El dinero restante servirá para proporcionar alimentos a los casi 60.000 niños y mujeres que sufren problemas de malnutrición en Somalia debido a la sequía y a la inestabilidad que ha caracterizado al país durante dos décadas, según la responsable de Cooperación Internacional.

Asimismo, el Reino Unido y Noruega llevarán a cabo un programa conjunto para asesorar y entrenar a los nuevos diputados del Parlamento federal de Somalia.

"Tras las elecciones del pasado septiembre, el proceso más representativo celebrado en décadas, Somalia tiene ahora una oportunidad real de progresar hacia la estabilidad y la paz tras 21 años de conflicto", dijo Greening.

El próximo mayo, David Cameron y Hassan Sheikh Mohamud tienen previsto encabezar una conferencia internacional sobre Somalia en el Reino Unido.