El Gobierno de Perú expresó hoy su preocupación por el anuncio de Corea del Norte de realizar un tercer ensayo nuclear y afirmó que esto "constituiría una amenaza a la paz y la seguridad internacionales e incrementaría las tensiones en la península coreana".

En un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, el Ejecutivo peruano llamó a Corea del Norte a regresar al "Diálogo de las Seis Partes" y al cese inmediato de actividades que obstaculicen el desarrollo del referido mecanismo.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas endureció el mes pasado las restricciones que ya imponía al país comunista al considerar como una prueba encubierta de misiles el lanzamiento, en diciembre, de un cohete de largo alcance con el que el país asiático puso en órbita un satélite espacial.

Los nuevos castigos implican la congelación de activos de seis instituciones y el impedimento de viaje de cuatro norcoreanos relacionados con el llamado programa espacial del régimen de Kim Jong-un.

En respuesta a la resolución de la ONU, Corea del Norte anunció el pasado 24 de enero que efectuará próximamente en su territorio una prueba nuclear "de mayor nivel" que las anteriores de 2006 y 2009.

Una fuente del Ministerio de Defensa surcoreano dijo a Efe que Corea del Sur y Estados Unidos iniciaron hoy un ejercicio militar conjunto en el Mar del Este (Mar del Japón), en un momento de "alta tensión" tras el anuncio norcoreano sobre una nueva prueba nuclear.

Las conversaciones a seis bandas para poner fin al programa nuclear norcoreano se encuentran estancadas desde 2008, aunque sus integrantes -las dos Coreas, EE.UU., China, Japón y Rusia- han protagonizado acercamientos en los últimos años para retomar este proceso multilateral.