La Presidencia de la República italiana, una de las más costosa de Europa con un presupuesto de 352 millones de euros, ha publicado en su página web los gastos de la institución durante el ejercicio anterior (2012) para llevar a cabo un "ejercicio de transparencia".

Folios y material de oficina, instrumentos tecnológicos, productos alimenticios o el gasto en personal son algunas de las partidas que aparecen detalladas en el documento que el Quirinal, sede de la Jefatura del Estado, ha colgado en su página web (http://www.quirinale.it) para hacer una demostración de transparencia institucional.

Así pues, del documento publicado se extrae que el Quirinal gasta más de 110 millones de euros al año en personal, cerca de dos millones de euros en luz y electricidad o más de 180.000 euros en el cuidado y manutención de sus jardines.

La institución, que preside Giorgio Napolitano, recibe más de 352 millones de euros de los cuales los contribuyentes italianos pagan 228 millones (un 64 %).

Esta dotación de 228 millones de euros (4 euros al año de cada italiano) sitúa a la jefatura del Estado italiano entre las más costosas de las repúblicas europeas por delante de la representada por el francés Francois Holland (110 millones), la alemana de Joachim Gauck (20 millones) o la griega de Károlos Papoúlias, con una dotación de 5,8 millones de euros.

Pese a que la Jefatura del Estado italiano sea de las más caras de Europa, las cuentas publicadas por el equipo de Napolitano muestran un ahorro de 78 millones de euros respecto al presupuesto destinado a la institución el año anterior, lo que deja las cuentas del Quirinal en los niveles de 2008.

Napolitano ha llevado a cabo este gesto de transparencia a solo cuatro meses del final de su mandato ya que, después de siete años, tendrá que dejar el Quirinal el próximo mes de mayo.