La Conferencia de Seguridad de Múnich cierra hoy sus puertas tras tres días de debates sin lograr avances sustanciales en torno a la guerra en Siria y el programa nuclear iraní.