El Gobierno británico lamentó hoy que el canciller argentino, Héctor Timerman, rechace una reunión a tres bandas sobre las islas Malvinas en Londres y dijo que mantiene esa oferta siempre que incluya a representantes malvinenses.

El primer ministro británico, David Cameron, está "decepcionado" con la decisión de Timerman de no reunirse con el ministro británico de Exteriores, William Hague, y con una delegación de las islas Malvinas, apuntó hoy una portavoz de Downing Street.

"No estamos dispuestos a hablar sin los malvinenses sobre cuestiones que les afectan directamente a su estatus como un territorio británico en ultramar", indicó la portavoz, que no obstante insistió en que se mantiene la oferta de reunión siempre que el canciller argentino la acepte en esos términos.

Timerman tiene previsto viajar a Londres entre los días 4 y 6 de febrero y la embajada argentina había solicitado al Foreign Office que Hague lo recibiese para hablar sobre las Malvinas, cuya soberanía reclama Argentina desde 1833.

El Gobierno británico incluyó en esa reunión a representantes del gobierno autónomo de las islas Malvinas, algo que rechaza el canciller argentino por entender que la comunidad internacional "no acepta una tercera parte en esta disputa".

Después de que se divulgara que dos representantes de la asamblea de las Malvinas asistirían al encuentro en Londres, Timerman envió ayer una carta a Hague en la que dijo lamentar que no aceptase la reunión bilateral propuesta por Argentina y le advirtió de que esa decisión puede afectar a la relación entre ambos países.

En respuesta, un portavoz del Foreign Office consideró hoy que el canciller argentino "ha rechazado públicamente la oferta del ministro para que se reúnan durante su visita al Reino Unido" con el fin de hablar de las Malvinas y otros temas bilaterales.

"Seguimos preocupados sobre el comportamiento del Gobierno argentino hacia los malvinenses, así que lo correcto es que estén involucrados en la parte de la reunión que concierne a los isleños. Se lo hemos dejado claro al Ejecutivo argentino en recientes contactos y mantenemos la oferta de reunión del ministro de Exteriores en esos términos", apuntó el portavoz en un comunicado.

Previamente, el Foreign Office señaló hoy en otra nota que había informado en diciembre a la embajada argentina de que representantes de las Malvinas serían invitados a la reunión entre Hague y Timerman.

Ayer, la Asamblea Legislativa que gobierna las islas Malvinas anunció que enviará a dos representantes a Londres la próxima semana para reunirse con Hague y Timerman, en respuesta a una invitación del Gobierno británico.

Las relaciones entre Londres y Buenos Aires se han tensado en los últimos meses con relación a la disputa que mantienen ambos países por la soberanía del archipiélago, que Argentina reclama desde 1833.

Está previsto que el próximo marzo se celebre en las Malvinas una consulta popular entre sus alrededor de 3.000 habitantes sobre su estatus político, actualmente un territorio del Reino Unido en ultramar, ante las crecientes peticiones de negociación por parte de Argentina.