El excandidato presidencial de Colombia Carlos Gaviria, del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), se mostró hoy optimista ante un posible acuerdo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aunque dijo que no será "fácil".

En una entrevista con Efe en Santo Domingo, Gaviria señaló que, desde su punto de vista, ambas partes "están en buena disposición" de lograr algún tipo de entendimiento para parar el conflicto que vive Colombia desde hace medio siglo, aunque subrayó "que esto no quiere decir que el acuerdo esté a la vuelta de la esquina".

El jurista reconoció que durante los años del conflicto, tanto la guerrilla como los diferentes Gobiernos en Colombia se han mantenido firmes en sus posiciones, lo que ha dificultado el camino hacia la paz, pero ahora, esto "puede facilitarse" porque, según dijo, ambas partes están en disposición de hacerlo.

"En un término razonable es posible que se llegue a acuerdos esenciales que permitan que el país viva una paz relativa", señaló el expresidente de la Corte Constitucional de Colombia sobre la mesa de diálogo que instalaron el Gobierno y las FARC a finales del año pasado en la capital cubana y que, según el propio Santos, va "por buen camino", pese a los inconvenientes presentados.

Para el también exsenador, la decisión del Gobierno de Santos de dialogar con las FARC "fue muy importante" porque la "única manera viable de terminar con el conflicto es en una mesa de dialogo".

"Ya hemos ensayado la guerra durante 50 años y no ha dado ningún resultado", lamentó el jurista, quien participa en Santo Domingo en el I Congreso Internacional sobre Derecho y Justicia Constitucional que celebra el Tribunal Constitucional dominicano con motivo del primer aniversario de su instalación.

Mientras se dilata la resolución del conflicto armado en el país suramericano, la sociedad "continua desangrándose", agregó Gaviria.

Para él, si se logra algún pacto en el que el Gobierno y la guerrilla "acepten un mínimo de reformas" el pueblo colombiano "podría marchar pacíficamente con mayor rapidez" hacia reformas más profundas, las cuales no precisó.

"Creo que es posible y quiero creer que es posible (pero) no digo que sea fácil", aunque el hecho de que ambas partes "estén sentadas en una mesa de diálogo me parece ya positivo", dijo Gaviria, quien aspiró a la presidencia de su país en las elecciones de 2006, en las que salió vencedor Álvaro Uribe (2002-2010).

El exmagistrado se mostró partidario de un cese bilateral de las hostilidades, pero reconoció las dificultades para pactarlo ya que, en su opinión, el Gobierno "no lo quiere porque cree que ese tiempo sería aprovechado por las FARC para rearmarse o fortalecerse".

Por otra parte, el jurista consideró que Colombia "necesita construirse" porque "es una sociedad con apariencia democrática (..) pero lo que tiene de democracia es muy precario".

Al mismo tiempo subrayó la situación que se vive en América Latina, una región compuesta "por ciudades muy inequitativas donde hay personas que viven como los mangantes de los países desarrollados y otras están en la miseria, sin techo, sin alimento y sin educación".

"Una democracia no puede ser eso, para que una persona sea realmente ciudadana es necesario que tenga satisfechas sus necesidades vitales esenciales", apostilló.