El ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Mohamed Amro, condenó hoy el supuesto ataque militar aéreo israelí contra un centro de investigación en Siria y lo calificó de "clara violación" de las leyes internacionales.

En un comunicado oficial, Amro pidió a la comunidad internacional que responsabilice a Israel de los ataques contra los territorios árabes.

El ministro de Exteriores advirtió de la repetición de este tipo de agresiones y sus consecuencias en el futuro de la seguridad regional, y citó otro presunto ataque israelí, esta vez en territorio sudanés, en octubre pasado.

Ayer, las Fuerzas Armadas sirias aseguraron que aviones de guerra israelíes violaron al amanecer del miércoles en su espacio aéreo y bombardearon un centro de investigación militar en el distrito de Jamraiya, en la provincia de Rif Damasco, lo que causó la muerte de dos empleados.

La diplomacia y los portavoces oficiales israelíes mantuvieron hoy la consigna de callar y no hacer ningún comentario sobre esas informaciones.

Fuentes diplomáticas occidentales en Israel afirmaron a Efe que fuerzas de la aviación israelí atacaron en la madrugada de ayer un objetivo cerca de la frontera entre Siria y el Líbano.

Por su parte, fuentes de las fuerzas de seguridad en el Líbano negaron que su territorio hubiera sido objeto de un ataque, aunque sí denunciaron que aviones israelíes sobrevolaron su espacio aéreo.