La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, señaló hoy su "profunda preocupación" por el aumento de la violencia contra las mujeres en Egipto con motivo de las protestas por el segundo aniversario de la revolución en ese país.

Bachelet denunció, en un comunicado, "la escalada de violencia y los alarmantes informes de creciente violencia contra las mujeres en espacios públicos", incluyendo hasta asaltos sexuales a mujeres, incluso en la misma plaza Tahrir, símbolo de las protestas que pusieron fin hace dos años al régimen de Hosni Mubarak.

La responsable de la agencia de la ONU para la mujer recordó que las mujeres egipcias "contribuyeron" al "cambio" en Egipto

Bachelet pidió al Gobierno y a la sociedad egipcia que adopten "una posición firme" para combatir la violencia y la discriminación contra mujeres y niñas e instauren los mecanismos necesarios para que éstas puedan participar con normalidad en la vida social, política y económica del país.

Para ello, hace falta "el compromiso de las más altas instancias de Egipto", a fin de crear los mecanismos legales "que aseguren la protección de las mujeres y su capacidad de ejercer sus derechos", concluyó Bachelet, quien fue presidenta de Chile entre 2006-2010.

Más de 50 personas han muerto y un millar han resultado heridas desde el viernes pasado cuando se iniciaron los disturbios en coincidencia de la conmemoración del segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó a Mubarak.