El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció que en los próximos días se enviarán a Cuba documentos con información sobre los presuntos implicados en el asesinato del senador Jaime Guzmán, ocurrido en 1991, y que supuestamente residen en la isla.

"Los plazos del envío de los antecedentes son muy cortos. Probablemente los vamos a enviar esta semana, y esperamos que la colaboración sea no solamente útil, sino también oportuna", señaló Piñera en el adelanto de una entrevista difundida hoy por CNN Chile.

Piñera conversó sobre este asunto con el mandatario cubano, Raúl Castro, durante la visita que éste hizo a Santiago entre los días 25 y 28 de enero para asistir a dos cumbres de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

Aunque Castro no se pronunció públicamente sobre ello, Piñera aseguró en una rueda de prensa que, durante una reunión bilateral, su homólogo cubano se había comprometido a ayudar en la investigación para localizar a cinco supuestos implicados en el crimen de Guzmán.

Entre ellos están Raúl Escobar Poblete, Marcela Mardones, Alexis Soto y Juan Gutiérrez Fitchman.

El presidente hizo esas gestiones a instancias de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido más conservador de la coalición gubernamental, que acusa a Cuba de amparar y proteger a los presuntos asesinos del senador.

Guzmán, fundador de la UDI e ideólogo de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), fue asesinado por miembros del ultraizquierdista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) en 1991, un año después de que Chile recuperara la democracia.

El Gobierno y la UDI buscan que los responsables puedan ser juzgados y condenados en Chile.