El Gobierno de Israel desistió hoy de comparecer en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas, que tenía previsto evaluar el informe periódico sobre la situación de los derechos y libertades fundamentales en ese país.

A este periodo de evaluación, que concluirá este viernes tras dos semanas de reuniones, fueron convocados catorce países, de los que Israel es el único que optó por no asistir.

El embajador de Israel ante la ONU en Ginebra, Eviatar Manor, solicitó el pasado día 10 por teléfono al presidente del CDH, Remigiusz Henczel, el aplazamiento de esta presentación, una petición que nunca fue formalizada por escrito, según confirmó este último.