El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, consideró "dramática" la situación en Siria, donde ya ha habido cerca de 70.000 muertos, y señaló que "la única buena solución es que Bachar (Al Asad) caiga, cuanto antes mejor".

Fabius, que esta mañana abría en París una reunión de apoyo a los opositores de la Coalición Nacional Siria (CNS), descartó en una entrevista en la cadena de televisión "France 2" el riesgo de que el derrocamiento del régimen del presidente Al Asad lleve al poder a los integristas.

La razón que dio es que la CNS "se ha comprometido a reconocer la totalidad de las comunidades" del país.

El ministro francés destacó que en la cita de hoy participan más de una cincuentena de países y organizaciones regionales.

Según su departamento, esta reunión tiene en primer lugar una dimensión política para lograr que un mayor número de Estados se sumen al "reconocimiento de la CNS como representante legítimo del pueblo sirio".

También tiene una dimensión financiera, igualmente en continuidad con la conferencia que se consagró a la oposición siria el pasado 12 de diciembre en la ciudad marroquí de Marraquech.

La reunión de París, que se celebra a nivel de altos funcionarios en representación de cada delegación, es una ocasión para abordar las cuestiones humanitarias del conflicto.